LA ABUNDANCIA ES UNA CONCIENCIA-MAGDALA-SEPT.2011

282135 2352558572933 1219228627 33002421 7504015 n[1]

Círculo Dorado de Alchimistas

CANALIZACIÓN: LA ABUNDANCIA ES UNA CONSCIENCIA

Presentando a MAGDALA, María Magdalena en la Nueva Energía

Canalizada por Raiza Preziuso y  Malú Gaxiola.

Septiembre 20, 2011

Te invitamos a que tomes una respiración profunda, permitiendo la apertura de tu corazón, de todas las cámaras y corredores de tu corazón. Este es un espacio para el sentir, así que el Círculo Dorado te invita a respirar con el corazón permitiendo que la mente esté a su servicio. Esta canalización se puede escuchar haciendo click en:
http://www.awakeningzone.com/Episode.aspx?EpisodeID=554 

 

MALU: Juntos vamos a crear un espacio seguro y sagrado

Una manera de llamar a María Magdalena a que venga a estar con nosotros esta tarde es respirando a través del corazón. Ella es muy sensible al amor y nos está ayudando a abrir nuestro propio corazón, así que les pido a todos que tomemos una respiración profunda, que nos salgamos de la mente, que nos salgamos de cualquier cosa que nos impida amar, irnos a nuestro corazón.

Expande tu corazón para poder expandir tu conciencia al amor verdadero. Respira, respira profundamente hacia ti, celebrando con gran gozo esta tarde en que todos juntos estamos creando, esta reunión, esta canalización. Como en los Shauds, María Magdalena recoge las energías de todos, las junta y nos las transmite.

Respira, celebra. Permítete abrirte más, soltar las barreras que te impiden amar.

Respira, recibe. Respira y celebra.

 

MAGDALA: Bienvenidos sean todos, bienvenidos sean amada familia de Magdala, bienvenidos sean a este espacio, seguro, sagrado y abundante. Bienvenidos sean a este espacio de amor, de fuerza de vida, de fuerza amorosa, de integración, de lucha amorosa y de mucha, mucha expansión. Bienvenidos sean todos, amada familia de Magdala.

Esta ha sido una oportunidad y lo sigue siendo para compartir con todos ustedes una Rosa Sagrada, la rosa sagrada de la abundancia, la rosa sagrada de la abundancia que va más allá de cualquier teoría, de cualquier concepto.

Hoy me han pedido que hable acerca de la rosa sagrada de la abundancia y con tanto placer y gusto estoy deseosa de compartir con todos ustedes, este amor, esta esencia, este conocimiento, esta Sophia acerca de una rosa que puede llegar a ser difícil, pero que para todo aquel que ya es consciente y que realmente está abierto desde su corazón, es algo que simplemente es.

Antes de hacerlo quisiera pedirles que tomemos unas respiraciones y que sientan profundamente desde su corazón, invitando a su alma, que sientan: ¿Cómo se siente su cuerpo? ¿Cómo se siente su cuerpo en este momento con respecto a la abundancia? ¿Cómo se siente su mente? ¿Está divagando? ¿Está luchando? ¿Está tranquila? ….  ¿Cómo sienten su mente? ¿Y cómo sienten su espíritu?

¿Es hoy tu vida Maestro, un reflejo de la abundancia que yace en tu interior? ¿Es tu vida en todas sus manifestaciones Maestro-Maestra, un reflejo de esa abundancia que ya tú eres?

Te invito a que simplemente lo sientas. Y si la mente intenta colarse dentro de esta aventura simplemente respira y respira con ese corazón. Respíralo en este presente y permítete ser el gran observador de tu vida, de tus manifestaciones, sin ningún tipo de juicio. Aquí no se trata de juicio, de bueno y malo, de lo que he conseguido o de lo que no he conseguido. Simplemente siente y obsérvalo porque esa capacidad de observación, con todo tu corazón, observar con los ojos de tu corazón, te permite ir más allá de todas estas palabras.

Bienvenido seas a este espacio. Bienvenido seas Maestro, a observar esa Rosa Sagrada que palpita dentro de ti y que llamamos abundancia.

La abundancia Maestro-Maestra no es un concepto, no es una teoría. La abundancia es una Conciencia, es una conciencia que puede realmente expandirse y que no tiene nada que ver con decretos, con teorías y con conceptos. Y esa conciencia, es presencia infinita de ti para ti y para toda tu vida y el universo. Cuando tú eres abundante tu presencia, tu aroma, tus colores, impregnan todas las células de tu ser y cada espacio de tus manifestaciones. Esa presencia infinita es una rosa sagrada que se abre a la vida, a la aventura, a la magia. Esa presencia infinita es el imán que atrae lo que ya eres y YA tú eres esa abundancia.

No puede haber algo más antinatural para un ser despierto que la falta de abundancia ¿es que no te has dado cuenta? La escasez es una experiencia que te has permitido y te has honrado en ella durante muchas vidas. Sin embargo hay algo dentro de ti que lucha por ser abundante, que desea tener afuera lo que irremediablemente debe ser una expresión de tu espíritu y de tu alma.

La conciencia que mueve la abundancia VIVE EN EL PRESENTE; es un espacio, es una conciencia de presencia infinita en el presente conectada directamente con la fuerza de vida de tu corazón, conectada con la inteligencia y sabiduría de tu corazón.

Toma una respiración profunda y permite que todo este Nous, que toda esta Sophia te permee. Permee todo tu cuerpo, permee tu mente, permee tu corazón y vaya más allá de todas esas cámaras energéticas que hay dentro de ti.

Siente... ¿Cuán presente estás en tu vida, Maestro? ¿Cuán presente estás? Estar presente no es sólo un acto de presencia física, es estar totalmente en tu barca, totalmente consciente de tu barca, navegando, observando, despierto, sin cargas del pasado y sin excesivas expectativas y controles hacia un futuro.

Siente tu barca, Maestro… ¿Cuán presente estás en ella?  ¿Cuán presente estás en este preciso momento en que estoy compartiendo contigo mi corazón y están sucediendo tantos movimientos energéticos dentro de ti? Todos los corredores energéticos de ese gran cuerno de la abundancia se abren en este momento… ¿Lo sientes? ¿Estás presente en ellos? ¿Te abres como un gran merecedor, como el único y gran merecedor de esa abundancia?

No hay nada de mente en esto, Maestro, aunque la mente nos ha estado acompañando durante mucho, mucho tiempo, aunque hemos querido también, a veces, jugar el juego de que todo se trata de la mente. La mente ha sido y es una excelente aliada, pero no la única Maestro.

Hemos querido invitar el asunto de la abundancia como un tema que quizás puede ser controlado y moldeado por la mente, hasta que realmente nos damos cuenta que aún la mente desea una experiencia de abundancia diferente. Respira Maestro y siente.

La abundancia no se decreta, la abundancia se vive y se es, porque realmente, cuando ves con esos inmensos ojos de tu corazón, te das cuenta que la abundancia ya está ahí. ¿Pero, tú sientes que ya eres abundante? Esto no es un examen. No hay respuestas correctas, ni incorrectas a esta pregunta. Simple y llanamente siéntelo.

Vamos a ralentizarnos en este momento sintiendo que ya eres un ser abundante. Yo te invito a sentir igualmente Maestro-Maestra con esa conciencia, con la conciencia del que se sabe un estándar, un modelo, una barca líder: ¿De qué hablas diariamente, Maestro? ¿En qué te estás enfocando? ¿En qué está enfocada tu mente, tu espíritu, toda la energía de las células de tu cuerpo? ¿En la escasez o en la abundancia? ¿Tengo o no tengo? ¿Tu copa reboza o tu copa está vacía o está medio llena? ¿Dónde está tu enfoque y tu intención diaria? Porque es eso lo que junto a una respiración de tu corazón y a elecciones conscientes, lo que conformará la realidad de tus experiencias.  Respira y permite que todo este Nous, que toda esta Sophia permee y penetre en ti. Simplemente permítelo. Sólo permítelo. No hay lucha aquí. Respíralo y permítelo de la misma manera como te invito a que permitas la abundancia en todos los rincones de tu existencia.

Es muy importante estar totalmente consciente de la riqueza de tu barca, de lo que contiene y hacia donde navega, hacia donde se dirige y cuáles son sus brújulas. ¿Cuáles son esas brújulas que están guiando tu barca? ¿De qué está hecha tu barca y qué tesoros contiene?

Respira, Maestro, y amorosamente te invito a no nadar a través de tu mente forzando la abundancia, luchando, aniquilándote lentamente. Mi invitación es a que flotes en ese mar de la abundancia que ya está ahí para ti.

La abundancia no es una meta, es una conciencia en la cual navegas con la confianza absoluta de saber que siempre, siempre, siempre ahí está para ti. Te invito a que no te cruces a ti mismo en ese camino de encontrarte con la abundancia, de ser abundancia, porque no puedes evitar ser realmente quien tú eres. Respira y siéntelo, Maestro, no busques abundancia. Despierta a la verdad de que ya es en ti. Observa, siéntela, permítetela y disfrútala porque eres merecedor, eres merecedora de ese gozo, de esa alegría, de esa magia.

Respira. Aquiétate. Siente el silencio y las palabras, la esencia que viene a través de ese silencio. Siente esa herencia que es tu sabiduría, de ti para ti. Siéntelo y abre en tu corazón, en tu vida, en tu mente, el espacio nuevo para la abundancia. El espacio dorado, rico, radiante que te regalas, de ti para ti. Respíralo con todo tu corazón, con la fuerza amorosa de tu corazón.

La abundancia es un flujo natural. Es como la lluvia. Es un flujo natural... de vida, de un ir y venir, de un dar y de un recibir. Es una danza que comienza en ti, que comienza con tu propia música. Es un flujo de energía constante, como un río caudaloso o como un río sereno pero siempre en constante movimiento.

Y, el punto más importante que no quiero olvidar, que quiero compartir con todos ustedes es que si retienen ese flujo, si lo retienes por tus creencias y emociones, estás al mismo tiempo reteniendo un flujo natural. Te estás convirtiendo en el gran contenedor de las energías. Es como si estuvieras poniendo piedras en un río que solo quiere moverse y seguir su camino.

Una de las más fuertes creencias Maestro que frena ese flujo natural de la abundancia en tu vida es una creencia. Es la creencia de los recursos finitos, de los recursos finitos en tu vida. La creencia de que no hay suficiente, para mí.  Es la creencia de que pronto se acaba la comida, de que no hay suficiente agua, de que no hay suficientes generadores energéticos, de que no hay suficiente dinero y hasta, Maestro, de que no hay suficiente amor. Hasta creemos que el amor no es suficiente, que se nos va a acabar.

En pocas palabras esta conciencia te lleva a pensar y a sentir que el mundo, y tú dentro de él, está sufriendo una gran, una gran escasez, que mañana mismo sucederá algo que hará que no haya alimentos o agua o cualquiera de esos insumos. Y yo te digo, Maestro, no hay nada más lejos de la realidad. No hay nada más lejos de las múltiples realidades que puedes tú vivir si realmente te lo permites. El mundo, el planeta, el universo y esos múltiples universos se mueven en la conciencia de la abundancia infinita. Cuando tú vas a viajar a esos corredores energéticos a otras dimensiones, al mundo cristalino, hay abundancia infinita que se genera, que se regenera con cada latido de nuestra existencia. Y a eso es a lo que yo le llamo la conciencia de la barca rota, de la barca que duda de sus propias capacidades de generación como fuente primera de todo lo que es. Te invito, Maestro-Maestra a respirar profundamente.

La abundancia también se mueve en ese espacio del sentir. Aquí están conmigo todos mis amigos interdimensionales. Están conmigo los unicornios y la presencia grandiosa de tantas Marías, de tantas mujeres y hombres, de tanto femenino y masculino, que se han atrevido y que realmente han logrado vivir en esa abundancia. Respira.

Vives en la ilusión de que realmente tu barca está rota, pero tú, el mago hacedor de milagros, el mago que produce la magia en tu vida, el Merlín consciente de su fuerza y de su poder, el divino femenino, compasivo y amoroso no puede estar roto. Has vivido durante mucho tiempo en la conciencia de la escasez, creyendo que esa experiencia te llevará al reino de los cielos. ¡Oh, nada que ver con la nueva realidad, con la nueva múltiple realidad que tú estás creando! Nada que ver.

El reino de los cielos palpita dentro de ti y es abundante, rico, radiante, creador. Un maestro se sirve de todas las energías. Cuando vives en esa conciencia de abundancia, las energías se multiplican de forma exponencial. Cuando vives en esa conciencia observas tus dones y los aprovechas. No importa si estás en un gran puesto ejecutivo o si estás en una isla haciendo... lo que te apetezca.

Permítanme, en este espacio seguro y sagrado, compartiendo esta rosa sagrada de la abundancia, compartir que todos ustedes en la Nueva Tierra, se están dando cuenta de que están emergiendo, de que están naciendo, de que ustedes se están permitiendo unos nuevos dones, unos nuevos talentos, unas nuevas maneras de generar, de expresarse, de ser creativos. Esos nuevos dones están tocando la puerta y están diciendo, “aquí estoy, estoy presente en tu vida,” y en la medida que tú te abres a esa abundancia, te abres en tu corazón en forma genuina, verdadera, auténtica… tu conciencia se expande y te permite toda esa abundancia en tu vida.

Permite esos nuevos dones que están emergiendo en ti. No luches con ello. El hecho de que no comprendas algo no significa que no esté ya en ti. El hecho de que no comprendas algo no significa que no puedes vivirlo y esa comprensión llegará cuando te permitas esa rosa maravillosa y abundante. Aprecia tus dones Maestra-Maestro, son nuevos, son diferentes, no tienen nada que ver con lo que tú has estudiado, con lo que te formaste, pero por eso no significa que no pueden ser una excelente fuente de abundancia y de alegría en tu vida. Hemos observado eso mucho últimamente. Seres que están en esa expansión de la conciencia y que no se permiten esos nuevos dones. Los dones están tocando a tu puerta: nuevos talentos, nuevas formas de crear, nuevas formas de generar, de generar y regenerar esa energía, de ti para ti.

Permítete, aprecia tus dones, aprecia esos nuevos dones que nacen en ti. Constantemente, todos los días tus células se renuevan. Todo tu ser se renueva. Tu corazón late a cada segundo de una manera diferente. Y si tú realmente, Maestro, estás abierto, esos nuevos dones van a florecer en ti y tendrás un rosal completamente diferente en tu vida, para disfrutar, para mostrar, para irradiar, para respirar. ¡Siente ese nuevo rosal en tu vida!

Respira profundamente, conectándote con todo lo que tú eres, más allá de las palabras, mucho más allá de mis palabras.

Por eso, así como se ha hablado de la conciencia que es abundancia y de la abundancia que es una conciencia, hoy quiero también compartir con todos ustedes un poco de lo que es una conciencia de escasez. Y así como nos hemos referido a esa conciencia de abundancia, quiero también compartir cómo se expresa en sus vidas esa conciencia de escasez.

En primer lugar, a través de una actitud de control, una constante forma de estar controlando la energía, tanto interna como externa, que sientes en tu vida, llámense amigos, llámese familia, llámese trabajo, llámese dinero. Yo te invito, Maestro, a soltar cualquier tipo de control, a permitirte soltar todo aquello que es tu prisión; a abrir sinceramente las puertas, y permitir que ese control salga. Libéralo. Permite que ese control salga, simplemente libéralo, como a un animal cautivo.

Otra forma en la cual se expresa mucho la escasez en tu vida, aparte del control, es a través de la crítica y del juicio constante hacia afuera. Muchas veces vivimos realmente jugando mucho con esas energías. Indudablemente Maestro, la crítica es sólo energía pero te mantiene atrapado en una prisión muy chiquitica y un tanto desagradable. Yo te invito a ir más allá de ella, a crear y a servirte de energías como la compasión amorosa, a vivir respirando con todo tu corazón; a impregnar a cada ser con esa onda de aceptación y de amor... comprendiendo. Comprendiendo profundamente dentro de ti. Una comprensión que no requiere de un visto bueno. Comprendiendo que cada uno está en su propia maestría y que cada uno está donde ha elegido estar.

Te invito a que quieras dar esos pasos agigantados hacia la maestría de la abundancia, porque ya la maestría de la escasez la has practicado mucho. Ya ha sido una experiencia. Pero te invito a dar un verdadero salto, a hacer que tu barca se acreciente y a que puedas vivir en esa Maestría de la Abundancia.

Honrar tu propia experiencia irradia honrar la experiencia de todos los demás, por muy terrible que me parezca, por muy feo o bonito, bueno malo, blanco o negro que me parezca. Honra, porque cuando estás demasiado enfocado en esa actitud de crítica, juicio hacia afuera estás viviendo en una prisión muy chiquitica, muy chiquitica. Te invito a ir más allá de eso.

Y les recuerdo la importancia, también, de hacer elecciones conscientes y amorosas.

Recuerda Maestro, el amor que yo quiero compartir con todos ustedes y que vengo a compartir en estos tiempos, en esta conciencia como Magdala, es un Amor Divino Nuevo. Es un amor renovado. Es un amor que no es debilidad. Es un amor que no es una prisión chiquitita. Es un amor que es abundante. Es un amor que abraza y arropa el miedo. Es un amor que puede trascender, ir más allá de la crítica, del juicio, del control, de la manipulación y es un amor que te invita, día a día, a hacer elecciones cada vez más conscientes, viviendo en el presente y permitiéndote ser flujo natural de la abundancia, de ti para ti.

Cuando tú vives en el miedo, ese flujo natural de la abundancia se corta. El miedo es como un virus que se reproduce aceleradamente y tiene sus propias mutaciones internas. Permítete ser en el miedo, pero sólo para que puedas despertar nuevos ojos, para que puedas renovarte y para que puedas elegir el amor.

El amor es una onda que no fuerza. No hay fuerza, no hay lucha en el amor. No critica, no duda, es expansiva y abraza todo, lo permite todo. Como el amor de una madre hacia sus hijos. Lo permite todo, lo abraza con una infinita y absoluta compasión. Respira ese amor. Respira ese amor, Maestro. Permítete moverte más allá de esa limitación que hoy te mantiene en el miedo.

Cuando escuches a tú alrededor pánico, caos, frustración, escasez, no hay… auséntate de esa conciencia, auséntate, ralentiza tu respiración, escucha tu silencio que tiene un sabio mensaje y elige el amor. Elige elección consciente, abundante. Elige ese flujo natural de ti para ti. Es un regalo grandioso que tienes ahí, dentro, en tu reino, en tu propio reino, de ti para ti. No te interpongas tú en el medio.

El mundo se está acabando Maestro desde mis tiempos en Galilea, en Jerusalén, en Egipto y mucho antes. Se está acabando desde mis tiempos. Es una advertencia humana que se resiste a aceptar la densidad de su expresión álmica eterna.

Y ahora quiero invitar a la humana, todos juntos, a que tomemos una respiración profunda. Quiero permitir ese espacio de respiración con la magia, con la Maga

 

LA MAGA: Con toda esta expansión de tu conciencia a la que nos abre Magdala, no queda otra cosa que abrirnos y respirar.

Recíbela. Es tuyo todo esto a lo que Ella nos ha abierto, nos ha mostrado. Respira. Respíralo para expandir tu propia conciencia de abundancia. Celebra ser esa agua cristalina que fluye, que no se va a estancar. Permite que esas piedras, que nosotros mismos pusimos en nuestro río, se abran. Desbloquea ese río. Permítete y celébralo.

Como nos dijo Magdala, ya vivimos la conciencia de la escasez y eso trajo a nosotros un sinfín de circunstancias y de experiencias, y fue oportuno. Más hoy, nosotros todos juntos, queridos amigos, todos estamos creando una Nueva Conciencia para vivirla en el planeta Tierra. Ese es nuestro proceso de ascensión y no tenemos que hacer más que respirarlo.

Les voy a recordar algo. Cuando tenemos creencias, se forma una estructura energética de cada creencia. Entonces, muchas veces, yo me muevo con mi mente a otra creencia, pero no he deshecho la estructura energética de la vieja creencia. Por ejemplo, hice un voto de pobreza.  ¿Cómo puedo abrirme a la abundancia si tengo todavía la estructura energética de no querer tener nada?  Lo respiro y es lo que estamos haciendo ahora. Simplemente elige la abundancia y respírala suavemente.

Si tienes escasez de salud, respira la salud total. Pero respírala para que vayas tú lavando, quitando piedras en tu río que te han mantenido en un bloqueo energético, atado a esa creencia. Y así sucesivamente, simplemente observa dónde, en el pasado, has tenido creencias que han bloqueado tu vida. Observa tu vida y como nos decía Magdala, no tienes que luchar más.

Respira. Haz una elección consciente. Suelta la creencia y deja que esta ola de la respiración suave y amorosa, a través de tu corazón, vaya como una ola que viene a la playa y disuelve un castillo de arena. Esa creencia vieja que ya no te sirve. Ya experimentaste.

 Ya experimentamos dolor, falta de salud, falta de riqueza, falta de bienes, falta de relaciones amorosas maravillosas, falta de amistades, todas esas son carencias. Todo eso es falta de abundancia y tú simplemente observa dónde estás y deja que estas pautas de la Nueva Conciencia de Abundancia comiencen a venir como olas, con cada respiración, disolviendo la  estructura energética de cada creencia.

Respira. Permítete cambiar. Permítete ser lo que tú quieres y lo que tú eliges. No hay imposibles. Eres una Diosa-Dios Creador. Lo que elijas, respíralo, recíbelo, celébralo. Yo muchas veces me decía: “Haz como si ya lo tuvieras. Haz como si ya lo fueras.”

Por ejemplo. Si estoy triste hago como si estuviera en gozo y acabo viviendo gozo. Pero si me levanto deprimida, malhumorada y enferma y sigo sosteniendo eso, pues mi día va a ser exactamente como lo estoy creando; pero puedo cambiar. Ahorita, en este momento, hay tanta energía en el planeta, en el universo. No tienes más que elegir, respirar y permitirlo. Suavemente, respiración por respiración, sabiendo que tu elección que se engendra en ese reino cristalino, de pronto, ya la bajaste a tu realidad física. Esa salud que estás creando en el etérico va a ir bajando hasta entonarse con tu cuerpo físico. Esa abundancia económica que ya está creada en el registro cristalino, por tu elección y por tu respiración y porque lo estás permitiendo, va bajando a tu realidad física.

Siente esta danza armoniosa de energía que te envuelve, te transforma. Esto va a ser el mago que cambia la realidad. En el pasado eso se llamaba hacer milagros. ¿Pues sabes qué? Todos los podemos hacer. Elige, permite, respira y deja que se disuelva esa energía vieja que ya nos sirvió. Ya la vivimos durante miles de vidas, y hoy, elegimos vivir una vida de abundancia, como nos decía Magdala: abundancia en el amor, abundancia en las relaciones, abundancia en todo lo que vivimos, abundancia de comida, abundancia de agua, elocuencia, lo que queramos.

Y ahora, yo le cedo a Magdala para que ella nos cierre esta bella información.

MAGDALA: Mantente en esa danza de la respiración. Mantente y permítete esa magia y esa danza de la abundancia en ti. No te interpongas en ese flujo natural, Maestro, Yo te invito a que esa ya no sea tu elección, a que tu elección sea respirar con tu corazón y permitirte ser quien realmente eres. Tú ya eres esa abundancia.

Abre todas las cámaras de tu corazón. Voltea esa pirámide y permite que todas esas cámaras se abran y te lleven a aventuras nuevas, desconocidas, radiantes y abundantes.

Y, como lo decía la Maga, ustedes son los hacedores de los milagros y al expandir la conciencia estamos, día a día, generando milagros, haciendo milagros. Y, recuérdate lo que ya Jeshua ben Joseph dijo: “Ustedes lo harán mejor que yo”. Y ya eso está sucediendo!

Y por eso estamos expandiendo esta conciencia. Por eso los invito a ir más allá de ese miedo que por momentos atrapa tu corazón, atrapa tu conciencia, te limita. Elige esa conciencia de la abundancia y permítete esa irradiación.

MALU: Magdala, hay varias preguntas que algunas personas quieren hacer. Una de ellas dice que siente que la piel le arde. ¿Qué le puedes decir tú?

Te estoy abrazando hermana, estoy permitiendo que toda mi energía te toque a través de los corredores energéticos y por otro lado, tú te estás permitiendo una apertura. Si supieras como se siente mi canal, Rayna, en este momento, está que arde. Esa energía que está en movimiento, esa energía que está en expansión.

Permítete que ese fuego queme viejos sistemas de creencias, permítete que ese fuego amoroso irradie dentro de ti hacia afuera. Permítete ese movimiento de energía dentro de ti. Simple y llanamente permítelo. Siente mi presencia.

Te invito, te invito, si tú lo permites, sólo si tú lo permites, a que me invites a tu magia, a que me invites a tu vida, a que invites a la nueva Magdala, a que invites a la Magdala que es ya en ti. A vivir este mundo contigo, a gozar y a disfrutar, de cada momento, de cada conquista, de cada espacio, por muy luminoso o por muy oscuro que te pueda parecer. Sé esa Magdala y permite que ese fuego amoroso de la transmutación, de la transformación sea en ti, en este momento y de ahora en adelante.

MALU: Magdala, tenemos otra pregunta. Estoy empezando un negocio. Pero no logro desatorar algo. Simplemente no fluye. Quisiera algún “insight,” alguna idea. He estado trabajando la abundancia en mí, pero algo sigue atorado y no logro descifrar que es. Muchas gracias.

MAGDALA: Respira, siéntelo Maestro-Maestra. Respira y siente ese espacio dentro de ti que no puede estar atorado. No hay realmente ninguna energía atorada ahí. Tú lo estás viendo como algo que está atorado, pero simple y llanamente es agua que quiere correr. Permítelo.

Y también quiero invitarte a que vayas profundamente dentro de ti:  ¿Ese nuevo negocio, ese nuevo negocio está impregnado de la esencia, del sabor, del olor, de la fuerza de tu corazón y de tu alma? ¿Cuál es el objetivo de tu negocio? Para empezar, ¿tu negocio tiene un objetivo? Siéntelo.  Siente si realmente ese negocio está bañado de tu esencia, está bañado de tu alma, si ese negocio nace de una irradiación, es como otra mano en ti, como otra parte de ti, energética por supuesto. Te invito a que sientas eso, a que sientas si realmente ese negocio, ese espacio que quieres crear es expresión tuya, es realmente tuya. ¿Si hay felicidad, si hay alegría, si hay gozo, si te refleja? ¿Qué sientes cuando estás en eso? ¿Te sientes expandido o te sientes pequeño, reprimido? Suelta la creencia de que está estancado. Suéltala. Permítelo en esa energía. Permítele a ese rio en este momento sin más trabajo, sin más lucha. Te invito a que permitas que fluya, a respirar y a ir profundamente dentro de ti y a sentir si es una expresión de tu alma que es una expresión de tu corazón.

MALU: Gracias Magdala. Pues no, ya no hay más preguntas.

MAGDALA: Muy bien, entonces en este momento quiero agradecerles todo su entusiasmo, su fuerza amorosa, su alegría, su apoyo, su apertura para que este Salón de la Nueva Energía, para que mis enseñanzas, para que mi conciencia y para que este corazón que porto, que aun late dentro de ti, pueda llegar a más y más corazones.

Muchas gracias por acompañarme y que toda esta esencia que se ha dicho aquí sea así también para ti.

Y así es, con todo mi corazón abierto para ustedes!

MALU: Respiremos profundamente abriéndonos y permitiéndonos una vez más que esta ola de abundancia venga a permearnos. SI. Le doy ese Sí total a la abundancia. La recibo, dejo que mi capacidad de observación se abra para que venga esa ola suave a hacerme ver dónde todavía tengo que soltar, dónde puedo soltar esa piedra que está bloqueando a ese rio que brota dentro de mí.

Círculo Dourado de Alquimistas. MAGDALA, a Rosa em ação.

Raiza Preziuso e Malu Gaxiola, Mestres da Nova Energia.

Raiza     https://www.facebook.com/profile.php?id=1219228627    raizapreciosa@gmail.com 

Malú       https://www.facebook.com/profile.php?id=741413301     gaxiolamalu@yahoo.com

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: